google7c7eeacf7cd5ce7d.html
Punta de flecha encontrada por puestero de campo. Provincia de Buenos Aires.   ···  
  ···  
  ···  
  ···  
  ···  
  ···  
  ···  
  ···  
  ···  
  ···  
  ···  
  ···  
  ···  
  ···  
  ···  

Respirar y caminar territorios ancestrales, permite despejarse de prejuicios. Es aceptar, articular, tejer lenguajes antiguos, deseados o no, nos llevan a realidades en constante expresión y tensión, de destierros de huellas aun vivas y vigentes.

Es allí, donde los planos de los antiguos se expresan, nos hablan: en una roca, en una laguna, en las sierras, en los medanos, en los árboles, en la luna y el sol. Desde ese andar se pudo desarrollar este mundo que habitamos, y l@santigu@s conviven con nosotr@s.

Hoy la memoria ancestral de las personas movilizadas por un buen vivir es algo ineludible, es de la humanidad y por ende medita tejer, conectar nuestros presentes, en un estar aquí y ahora para construir presentes-futuros posibles de habitar.

De allí, la vitalidad de realizar ceremonias que permiten comunicarse con otros planos, para que los tejidos ancestrales dialogándose con l@s che (gente en mapuche) y chu (gente en günün a küna) empiecen a despertarse del legado genocida.

Estos territorios ancestrales Gunun a kuna, Mapuche, Rankulches, Lafkenche que hoy son La Pampa y Buenos Aires están expresados en estas imágenes, habla con quien deseo estar allí presente sin prejuicios, para conceptualizar las huellas antiguas vigentes.

Estas fotografías entran en dialogo intimo con lo ancestral, y se planta para sembrar tejidos ancestrales de nuestros pueblos Mapuche-Gunun a kuna. Es aquí, que respondemos con nuestras resistencias, nuestras ceremonias, nuestras maneras de conexión con la mapu, con nuestras necesidades, que resisten, están y nos dan un espejo de nuestro presente. 

Caminar de los antiguos por Sebastian Pincen

Using Format